B) La aparición de un nuevo derecho migratorio internacional

En el ámbito jurídico, las migraciones internacionales están conduciendo al desarrollo de un novísimo Derecho de las personas en movimiento que abarca partes importantes del Derecho Internacional Público, el Derecho Internacional Privado, el Derecho de la Nacionalidad, la Adopción Internacional, así como el Derecho Civil, el Mercantil, el Penal, el Laboral, el Administrativo y el Constitucional.

Estamos ante un DERECHO MIGRATORIO íntimamente ligado al Derecho al Desarrollo Sostenible de los Pueblos y las Personas. Y todo ello está desemboca en estos momentos en un auténtico IUS HUMANITATIS.

En un contexto de globalización económica, social y jurídica, como el actual, el contenido de este novísimo campo jurídico debe abordarse de forma cosmopolita, ofreciendo una comprensión lo más amplia y universal que sea posible del fenómeno, evitando así una visión exclusivamente estatal y eurocéntrica.

Deben examinarse los diversos ámbitos de procedencia y destino de los flujos migratorios, deteniéndonos en las grandes fronteras que separan las distintas áreas geográficas: El río Bravo en el ámbito americano, el estrecho de Gibraltar y el Mediterráneo en el europeo, la frontera atlántica africana y los movimientos de personas cuyo origen se encuentra en las pobladas zonas asiáticas, y por supuesto en los movimientos intracontinentales y regionales de personas. Todo ello puede y debe ayudar a un acercamiento y conocimiento de la realidad social.