Descripción y objetivos

Hacia una cultura jurídica migratoria europea

En el año 2001, el Presidente de la Comisión Europea, Jacques Delors, señalaba que el derecho de la Unión Europea constituía más del 60 % de la legislación nacional de los Estados. En la actualidad, ese cuerpo jurídico abarca un elevado e importante número de normas que inciden en aproximadamente el 80 % de la legislación interna.

La realización de una auténtica cultura jurídica europea exige estimular el estudio, la formación inicial y continua en el Derecho de la Unión Europea, en primer lugar entre los aspirantes a licenciados y graduados en Derecho, pero también, dadas las carencias actuales entre los actores principales del escenario judicial, jueces, fiscales, abogados, procuradores, agentes judiciales, etc.

Dentro del espacio de libertad, seguridad y justicia el estudio del novísimo Derecho Migratorio de la Unión Europea supone, sin duda, su componente principal. Las cuestiones relativas a la libre movilidad, la migración, el asilo y el refugio constituyen la columna vertebral de ese espacio. Su articulación jurídica actual se realiza a través del vigente Tratado de la Unión Europea (TUE) y del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE), pero también de la Carta de Derechos Fundamentales de la UE (CDFUE). Su materialización, como veremos, se efectúa sobre todo mediante Reglamentos y Directivas.

El Curso tiene un contenido eminentemente práctico y ofrece unas sólidas herramientas que ayudarán a la permanente puesta al día y a la adquisición de las necesarias nuevas técnicas e informaciones. A su vez combina la formación en torno a la esencia del acervo de la Unión y sus Instituciones fundamentales, comprendiendo derecho material y procesal, los instrumentos de cooperación judicial y la jurisprudencia del TJUEy TEDH, al tiempo que se complementa con la formación sustantiva especializada en Derecho Migratorio de la UE.

Estamos plenamente convencidos que este pionero Curso de especialización sobre Derecho Migratorio de la Unión Europea ayudará a sentar las bases de conformación de esa necesaria y reclamada cultura jurídica europea que constituye la premisa básica para el desarrollo de esa deseada y deseable “Europa de los ciudadanos”.

La combinación de formación especializada de las diferentes áreas o sectores del Derecho Europeo con el estudio de la esencia del acervo de la Unión y sus Instituciones debe ser la vía adecuada para avanzar en esa dirección.