Abogados especialistas en separación de pareja

La separación se puede entender como el acto y consecuencia de separar o de ser separado. En pocas palabras, fijar o incremental una distancia. Su origen proviene del latín separativo. Por lo general, suele aprovecharse para mencionar al cese de la vida en pareja. Es decisión es tomada por las partes y decretado por un fallo judicial. Todo esto, sin que ello represente la disolución del vínculo matrimonial.

En palabras más técnicas, la separación matrimonial es una situación jurídica intermedia entre el matrimonio y el divorcio. Si hablamos de los ordenamientos jurídicos, la ley no contempla la posibilidad del divorcio. Esto por motivos fundamentalmente religiosos o culturales.

De aquí vienen las razones, por las cuales se ha creado un sistema a medio camino entre la unión matrimonial y el divorcio. Pues, permite que siga existiendo el vínculo conyugal, mientras que se concluyen muchos de los derechos y obligaciones que existen en una pareja casada.

En un régimen de separación matrimonial, lo más común, aunque puede cambiar dependiendo del ordenamiento jurídico, es que haya diferencias con el vínculo conyugal. En estas desigualdades esta el desaparecer la obligación de vivir en el domicilio matrimonial. Este es uno de los principales requisitos en la separación.

Además, se debe liquidar el régimen económico matrimonial. A partir de la separación, las partes eliminan la comunidad de bienes. Por lo que pasan a regirse por separación de bienes como que si no estuviesen casados.

No solo son estas diferencias. También se puede proceder a repartir la custodia legal de los hijos. El régimen de visitas y la pensión de alimentos, a favor de los pequeños en su caso.

A todo esto, se le puede agregar que si la legislación lo contempla y si existe desequilibrio económico entre la pareja, se puede estudiar la posibilidad para establecer la manutención compensatoria. En muchas ocasiones es denominada como pensión de alimentos de una de las partes al otro.

Por otra parte, los separados pierden todos los derechos hereditarios que corresponden a la pareja. Uno de los padres se hace responsable por sus hijos o cada uno se queda con uno.

Abogados para llevar a cabo una separación

Los abogados tienen especialización en diferentes áreas. Tal es el caso de los abogados de separación, son los que están destinos a realizar una separación matrimonial. Como ya lo habíamos explicado, esta acción pone un punto y final a la convivencia como pareja.

El trabajo del profesional es estos casos, es hacer que ambas partes que estén implicadas en dicha separación, acuerden la repartición de los bienes, la custodia legal de los hijos, si hay, y otros asuntos.

Todo también dependerá del tipo de separación que se tramitará, en el caso de la separación de hecho, esto amplificará tomar una decisión mutuamente o individual de la pareja al momento de finiquitar la convivencia. En esta modalidad de separación, no se requiere de un juez, ya que se trata de un acuerdo totalmente personal.

Por su parte, está la separación judicial, aquí se necesita de un juez, la ruptura como tal la acredita él mediante una sentencia legal. Por lo que tiene consecuencias patrimoniales y personales.

El magistrado será el encargado de establecer las cláusulas acordadas por las personas que conforman la relación de pareja en un convenio totalmente regulador. En tal caso que no exista un trato, él decidirá lo que le parezca oportuno para ambos.

En nuestro portal, Virtex, contamos con un gran bufe de abogados especializados en separación de pareja. Un equipo altamente profesional y preparado, con experiencia en numerosos casos de esta índole.

Los abogados que puedes conseguir en la web Virtex, estarán siempre disponibles y con la disposición de ayudarlo, asesorarlo y guiarlo a realizar el proceso que desea. Nos adaptamos a sus necesidades y bolsillo.

Diferencias entre una separación y un divorcio

Es importante resaltar las diferencias entre una separación y un divorcio, son muchas las dudas y confusiones que se crean por este término. A pesar de que suenen parecidos, son procesos legales totalmente distintos. Pero, siempre existirá la equivocación por parte de la sociedad.

En Virtex, tenemos el mejor grupo de abogados especializados en todos estos temas de parejas. Los cuales asesoraran y explicaran todos los procesos de separación a la pareja. Además, explicarán todo lo que trae consigo una desunión.

Lo primero que se debe tomar en cuenta es que, por más que exista la separación, para que la unión matrimonial se disuelva se tiene que proceder a tramitar el divorcio. Una persona  que está separado, no puede volver a casarse, esto incurriría en bigamia.

Por lo general, las parejas acuden primero a la separación y luego comienzan con los trámites para llevar a cabo el divorcio. Realizar todo por pasó, permite que tras la separación y antes del divorcio la relación tenga posibilidad de recomponerse. Y así los cónyuges vuelvan a llevar la vida de matrimonio que llevaban.

Si desea más información  o consultar al respecto de la separación o el divorcio, nuestro equipo de abogados de Virtex, siempre están listos para ayudarte y guiarte en todo lo que requieras. Solo debes contactarlos, explicarles tu situación y con mucho gusto ellos te asesoraran.

Similitudes de separación y divorcio

Así como tienen diferencias legalmente, tienen similitudes. La intención es internar aclarar que son procesos con algunos cambios. Pero ambos coinciden en que debe haber pasado tres meses desde la fecha de la unión matrimonial, para que sea una separación o divorcio oportuno.

Tanto para la separación como para el divorcio, pueden ser solicitados por mutuo acuerdo de la pareja o por decisión de una de las personas que conforman el matrimonio. Además, no es necesario llevar ante el juez una causa para que decida la separación l divorcio.

No obstante, si la petición no queda expresada en un trato regulador, en ambos casos se disolverá el régimen económico matrimonial. Para finalizar, en los dos se regulará y acordarán las relaciones con los hijos que se tengan dentro de la relación. Es decir, patria potestad, custodia, régimen de visitas, pensiones para alimentación, entre otros puntos que son de importancia, cuando hay menores por el medio.

Se pierde todo tipo de derecho a la legítima y a heredar, al momento que fallezca uno de los dos que conforman el matrimonio. Por su parte, si una vez que se lleve a cabo la separación o el divorcio alguno de los cónyuges se ve afectado. Hablando en el sentido económico. El perjudicado puede llegar a pedir al magistrado que la otra persona le otorgue una pensión, una mensualidad que lo ayude con la situación por la que se ve dañada.

Abogado para divorcio: asesoramiento indicado

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *